Cómo puedo acelerar el metabolismo. ¿Es posible?

acelerar el metabolismo

¿Sabrías decir qué es el metabolismo? Seguramente, al pensar en hacer deporte o en ponerte a hacer una dieta hayas escuchado hablar acerca del metabolismo. Este es un proceso que realiza el cuerpo para producir energía quemando alimentos. Gracias al metabolismo, el cuerpo tiene energía suficiente para respirar, pensar, digerir, circular la sangre, mantenerse caliente cuando hace frío…

Se sabe que acelerar el metabolismo ayuda a quemar más calorías y, por tanto, ayuda a aumentar la pérdida de peso. Sin embargo, ¿cómo puedo acelerar el metabolismo? Frente a los muchísimos mitos que puedes encontrar en Internet, vamos a darte algunos “trucos” y consejos para acelerarlo. Tener un metabolismo acelerado hace que te sientas bastante mejor.

El ejercicio físico tiene enormes beneficios para la salud, tanto a nivel físico como mental. Por un lado, liberas endorfinas, lo cual hace que te sientas mejor, a la vez que te ayuda a aliviar tensiones, reducir el estrés y te ayuda a dormir mejor. ¿Cómo se combina el ejercicio con la pérdida de peso?

Aumentar el metabolismo comiendo, la clave para adelgazar

El ejercicio resulta completamente clave en la quema de calorías. Sin embargo, la nutrición puede ser el aspecto más importante a tener en cuenta. Con el paso de los años seguro que notas que cuesta mucho más quemar esos kilos de más. Eso se debe a que nuestro metabolismo se frena con el paso de los años. Es algo normal y biológico.

Ahora bien, nuestros hábitos de nutrición y entrenamiento tienen un efecto muy positivo para lograr acelerar el metabolismo y, conseguir así eliminar grasa del cuerpo.

  • No te olvides del desayuno. Las personas que deciden no desayunar o desayunar poco están cometiendo un grave error. Debes saber que, aunque sientas que no estás desayunando, tu cuerpo se nutre de tus propios músculos para tener energía para funcionar. Esto quiere decir que, aunque sientas que no desayunas, tu cuerpo se consume y no precisamente de grasa. Además, diversas investigaciones han demostrado que desayunar ayuda a quemar más calorías a lo largo del día. Nuestro organismo se ralentiza durante las horas de sueño, y no se acelera hasta que comemos. Por eso, es importante incorporar en el desayuno unas 400 calorías.
  • Come proteínas y cuida las grasas que ingieres. Sin duda, las proteínas son los reyes de la termogénesis. Las proteínas confieren un 27% de termogénesis. Por tanto, ayuda, y mucho a aumentar el metabolismo y a la formación del músculo. Ahora bien, hay que hacer un equilibrio de los alimentos que consumimos. Por ejemplo, la grasa es esencial, pero se queman muchos más calorías cuando tomamos alimentos pobres en grasa. La termogénesis de las grasas (que son las calorías que usa el cuerpo para quemar alimentos) son tan solo del 3%.
  • Come varias veces al día. Hay quien tiene la falsa creencia de que comiendo menos se pierden calorías. Falto. Al comer estamos aumentando el efecto térmico y el metabolismo basal entre un 8 y un 16% durante las dos o tres horas tras la comida. Por ello, comer mínimo 5 veces al día es lo fundamental. Ahora bien, si entrenas bastante, es probable que debas incorporar alguna comida más. Cuando no comemos lo suficiente, el organismo entra en modo protección. El organismo es inteligente y cree que estamos en situación de peligro y que por ello no puedes alimentarte. Por tanto, lo que hace es que ralentiza tu metabolismo y economiza el gasto calórico.

Aumentar el metabolismo haciendo deporte

  • Cardio, sí, pero también pesas. Existe una creencia a la hora de adelgazar que el ejercicio cardiovascular es lo mejor y mucha gente deja de lado el entrenamiento con pesas. Esto es un tremendo el error. El entrenamiento con esas acelera el metabolismo. Cuando ahcemos pesas, el metabolismo no solo se acelera en ese momento. Al crear músculo, hace que aumente el metabolismo basal, que es el gasto energético que nuestro organismo realiza en reposo.
  • Realizar entrenamientos prácticos. Debes saber que, por ejemeplo, los individuos que practican running a una intensidad moderada durante un tiempo prolongado queman más grasa. Sin embargo, al hacer entrenamiento inverválico se queman más calorías. Por ello, si quieres aumentar el metabolismo basal, prueba a realizar invervalos con periodos cortos de tiempo al máximo (sprints). Realmente, lo mejor sería es correr a una intensidad moderada durante 2 minutos y luego hacer 30 segundos de sprints. Así conseguirás acelerar el metabolismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>