La felicidad del deporte: por qué hacer ejercicio nos hace sentir bien

La felicidad del deporte: por qué hacer ejercicio nos hace sentir bien

¿Te has fijado en que realizas deporte y descubres que estás más feliz y contento? No eres solo tú, es algo a nivel mundial. Mientras aquellos que no suelen hacer deporte con regularidad consideran que el mismo es un sufrimiento innecesario, para otros es prácticamente esencial para poder vivir.

Qué hormonas liberamos al hacer deporte

Seguramente, a estas alturas ya sepas que durante la realización de ejercicio liberamos numerosas hormonas. Entre ellas se encuentran, por ejemplo, la serotonina, la dopamina, o las endorfinas. Los beneficios que nos provocan son enormes y, con ello, la sensación de querer y querer más. ¿Qué es lo que nos provocan las diferentes hormonas?

  • Al realizar deporte liberamos hormonas como la serotonina. Esta se libera tras hacer ejercicio, sobre todo cuando estamos al aire libre.
  • La dopamina es otra de las hormonas que se desprende cuando realizamos ejercicio. La dopamina es la que se encarga de transmitirnos una sensación grande de placer. Esta sensación es la que nos hace sentir que queremos más y más.
  • Las endorminas son las hormonas que, al liberarlas, nos hacen sentir bien inmediatamente tras realizar deporte. Además, las endorfinas también funcionan como un analgésico natural ya que reduce la sensación de dolor, ansiedad y estrés.

Sin embargo, las endorfinas no es lo único que hace que nos sintamos bien y felices tras la realización de deporte. También hace que nos sintamos más activos, más ágiles y más enérgicos. Además, mejora nuestro aspecto físico, por tanto, también mejora nuestra autoestima.

Durante la práctica deportiva, sobre todo en deportes de equipo o colectivos, implica que nos debemos relacionar con otras personas. Este factor es realmente importante.

Asi que sí, no es pura coincidencia. Realizar deporte con regularidad hace que nos sintamos más felices y ayuda a nuestro cuerpo a desestresarse, pensar con más claridad, pensar con tranquilidad y definirse como algo cercano a la felicidad.

Los deportes que “más felices” nos hacen

Existen numerosos estudios que aseguran que salir 30 minutos al día a caminar hace que nos sintamos mucho mejor. Lo necesario es que se incremente nuestro ritmo cardíaco. Cuando caminas, corres, bailas, boxeas o saltas, el ritmo cardíaco se acelera y, por tanto, tu cerebro recibe mayor oxígeno. Este oxígeno entra por los pulmones y va direto a la sangre, al cerebro y a todos los órganos.

Realmente, aunque solemos asociar la práctica deportiva con la mejora de nuestro estado físico, lo cierto es que es el cerebro el que sale más beneficiado de esta situación. Es más, Este usa una tercra parte del oxígeno que entra en el cuerpo. Ayuda, por ejemplo, a mejorar la memoria y adquirir nuevos conocimientos.

Además, al realizar deporte aeróbico, también incrementamos nuestro ritmo cardíaco, respiramos más profundo y conseguimos que llegue más oxígeno al cerebro. El ejercicio ayuda a incrementar la actividad de los neuotrasmisores. Estos mejoran el ritmo cardíaco, la digestión, la respiración, el estado de ánimo o la concentración entre otros.

Con todo ello, el ejercicio es mucho más que beneficio físico. Te hace estar más feliz, más optimista y luchar contra enfermedades mentales como la depresión, la rutina, o el estancamiento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>